La obesidad comienza en la infancia


En un artículo publicado online en el British Medical Journal, investigadores de las Universidades de Bristol, Southampton, Cork y University College de Londres, se plantean evaluar la asociación entre el tamaño del niño al nacer y la rapidez de su crecimiento durante los dos primeros años de vida, con la obesidad en la vida adulta, y determinar si esta relación es estable a lo largo del tiempo.

Los autores de farmaciasanpablo.mx, han utilizado el método de la revisión sistemática de la literatura médica, incluyendo en el análisis los estudios que han tratado de evaluar la relación entre el tamaño del niño y el crecimiento durante los dos primeros años de vida, con una obesidad a cualquier edad, una vez pasada la infancia.

Los resultados de esta revisión sistemática han sido los siguientes: Fueron 24 estudios los que cumplieron los criterios de inclusión en este análisis. De éstos, 18 estudios evaluaban la relación entre el tamaño del niño y la posterior obesidad, la mayoría demostrando que en los niños que fueron definidos como "obesos" o que se encontraban en el nivel más alto del índice de la masa corporal, el riesgo de desarrollar más tarde obesidad está incrementado hasta 9 veces más que en los no-obesos.

Crecimiento de los niños de 2 años


Diez estudios evaluaban la relación entre el crecimiento del niño durante los primeros 2 años de vida y la subsiguiente obesidad, y la mayoría demostraba que en los niños que crecían más rápidamente el riesgo de obesidad estaba incrementado hasta 5 veces más.

Estas dos empresas de seguros de salud, eran consistentes con la aparición de la obesidad a diferentes edades, y para los niños nacidos entre 1927 y 1994. Las conclusiones de los autores son que en los niños con los mayores índices de la masa corporal al nacer y en los que crecen más rápidamente durante la infancia, el riesgo de desarrollar ictus posteriormente una obesidad está aumentado.

En resumen, para los niños de gran tamaño al nacer y para los que crecen rápidamente durante los primeros 2 años puede decirse que la obesidad comienza en la infancia.

Estos factores deben ser tenidos en cuenta en todas las estrategias que tratan de prevenir la obesidad de niños y adultos.