¿Cuál es la diferencia entre el arroz blanco y el arroz integral?


Debes haber visto por ahí que mucha gente renuncia al arroz blanco y pasa a apostar en el integral cuando empieza a alimentarse de una manera más sana. ¿Pero eso hace tanta diferencia o es un cambio innecesario? Para aclarar esas y otras dudas, preparamos una materia especial explicando los dos tipos y sus diferencias.

El arroz blanco tiene menos nutrientes y es más calórico


Favorito de la mayoría, el arroz blanco suele ser cortado de la dieta de quien empieza a seguir una alimentación más sana y regada. ¿Pero por qué ocurre eso? La explicación es simple: para que quede con la apariencia blanca, pasa por un proceso de pulido donde acaba perdiendo gran parte de sus nutrientes, así como se hace con el azúcar refinado en comparación al moreno, por ejemplo.

Además, también tiene la desventaja de tener una gran cantidad de carbohidratos - sustancia que, por mucho que aporte beneficios para la salud, contribuye al aumento de peso y aumenta la cantidad de azúcar en la sangre de diabéticos. Pero, calma: eso no significa que deba ser eliminado de la dieta para siempre, sino que quien opta por su consumo debe comer moderadamente para evitar problemas futuros.

El arroz integral conserva los principales nutrientes al no pasar por pulido


El arroz integral, a su vez, es muy consumido por quienes deciden mantener una alimentación sana porque es lo contrario al arroz blanco: ¡rico en nutrientes importantes para el buen funcionamiento del organismo! Esto ocurre porque no pasa por el mismo proceso de pulido que el primero, lo que hace que mantenga un color más oscuro, una textura más dura y, para algunos, un sabor más amargo.

Una de sus principales ventajas es el hecho de aumentar la sensación de saciedad del organismo y hacer bien para el intestino por contar con una buena cantidad de fibras. Pero sus beneficios no se detienen ahí: además, también se libera a los celíacos por no contener gluten, mejora el funcionamiento del sistema nervioso por la presencia de vitaminas del complejo B, fortalece los huesos por tener fósforo y calcio, y puede ser consumido sin riesgo por diabéticos por contener carbohidratos complejos - es decir, que no se transforman fácilmente en azúcar en sangre.



Obesidad y cáncer de mama


En un artículo publicado en la revista Archives of Internal Medicine del 22 de Octubre de 2007, un grupo de investigadores del Nacional Cancer Institute, y del Nacional Institutes of Health, en Bethesda (Maryland, EEUU), desde el conocimiento de que la obesidad es un factor de riesgo de cáncer de mama en la mujer menopáusica, se proponen investigar la relación entre el agin y la cuantía de la ganancia de peso y el riesgo de desarrollar un cáncer de mama.

Los autores examinan prospectivamente las relaciones entre la adiposidad y de los cambios en el peso corporal de la mujer adulta y el riesgo del cáncer de mama entre 99.039 mujeres menopáusicas participantes en el Nacional Institutes of Health-AARP Diet and Health Study.
Las mediciones antropométricas fueron evaluadas a través de informes de las propias participantes en el año 1996. A lo largo del año 2000, se detectaron 2.111 casos de cánceres de mama.

Los resultados fueron los siguientes:


El Índice de la Masa Corporal (IMC) a edades de 50 y 35 años y el cociente de la circunferencia cintura/caderas, se asociaba con un incremento en el riesgo de cáncer de mama, sobre todo en las mujeres que no utilizaron durante la menopausia tratamiento médico con agin sustitutivo hormonal.

La ganancia de peso entre los 18 años y la edad actual, entre las edades de 18 y 35 años, entre las edades de 35 y 50 años, y entre las edades de 50 años y la edad actual, se asociaba de manera consistente con el riesgo de cáncer de mama en las mujeres que no habían utilizado tratamiento hormonal, pero no en las que lo estaban utilizando.

El riesgo de desarrollar cáncer de mama asociado con la ganancia de peso en la edad adulta era mayor en las mujeres con menarquia tardía que en las mujeres con menarquia precoz.

En las mujeres que no utilizaban el tratamiento hormonal en la menopausia, la asociación con el Índice de la Masa Corporal actual y el cambio de peso era estadísticamente más fuerte para los cánceres de mama avanzados que para los no avanzados, y más fuerte también para las mujeres con tumores de mama con receptores hormonales positivos que en las mujeres con receptores hormonales negativos.

Las conclusiones indican que la progresiva ganancia de peso a lo largo de la vida adulta de la mujer se asocia con un incremento en el riesgo de desarrollar un cáncer de mama. Además esta relación del riesgo de cáncer de mama con la ganancia de peso no se limita a un periodo específico de su vida. Se debe considerar que las mujeres con sobrepeso y obesidad tienen más probabilidades de desarrollar un cáncer de mama en fase avanzada, con mucho peor pronóstico.

Evita las bebidas artificiales y prueba este batido


A pesar que nuestro cuerpo está constituido en su mayoría por agua, debemos igualmente consumir la mayor cantidad posible de líquidos para manteneros hidratados. Sin embargo muchas personas optan por abusar de bebidas artificiales, especialmente las azucaradas. Esto no solo representa un riesgo a nuestra salud, sino que causan el efecto contrario y nos deshidratan. Lo mismo pasa con las bebidas alcohólicas.

En lugar de llenarnos de azúcar, es más recomendable ingerir bebidas naturales, especialmente batidos. Estas mezclas de frutas y vegetales no solo nos mantendrán hidratados, también nos aportaran todo tipo de beneficios gracias a cada una de sus propiedades.

Aquí te explicamos una excelente opción

Batido de manzana, kiwi, jengibre y zanahoria

Para aquellos que no están acostumbrados a este tipo de mezclas, lo más seguro es que les parezca muy raro, e incluso poco apetitoso, pero no hay mal que por bien no venga. Este batido aporta un sin fin de beneficios gracias a cada uno de sus ingredientes.

La manzana

Es casi una fruta milagrosa, su aporte energético y nutricional es extenso, además de poseer bastante agua naturalmente. No solo es rica en vitaminas, sino también ayuda a prevenir enfermedades cardiacas, depura el higado y la sangre, y como si fuera poco posee hierro, potasio, calcio, y magnesio.

Hablando del kiwi

Podemos mencionar su capacidad de generar anticuerpos gracias a su gran contenido de ácido fólico y vitamina C, mejorando así nuestro sistema inmunológico, combatiendo así enfermedades como la anemia. También sirve para mejorar la circulación de la sangre y el proceso de digestión, por lo tanto este batido después de comer es excelente.

¿Jengibre?

Además de igualmente ayudar a la digestión y mejora nuestras defensas, también sirve para aliviar congestiones y acelera el metabolismo, ideal si deseas perder un poco de peso. Entre sus otros beneficios está su bloqueo de migrañas y estrés, ¿tienes un mal día? Prueba esta combinación.

Háblame de la zanahoria

Por último, pero no menos importante, la zanahoria es la “cereza del pastel”. Posee muchas propiedades beneficiosas, y una buena cantidad de agua, ¿ya mencionamos la importancia de estar hidratados?

Ayuda a combatir el estreñimiento gracias a su alto contenido en fibra, y calma todo tipo de molestias gástricas como la acidez debido a su aporte en minerales como el sodio, potasio y vitaminas como complejo B.

No solo ayuda a nuestro estomago, también es un excelente aliado para aquellas mentes cansadas. Las zanahorias contienen fósforo, siendo este un vigorizante para nuestro cerebro.

Seguro has escuchado aquella recomendación que data desde los orígenes del tiempo, con respecto a que la zanahoria es buena para la vista. Contienen betacarotenos y estas evitan el envejecimiento prematuro, protegiendo así nuestra retina y previene enfermedades como las cataratas.

Me convenciste ¿cómo lo preparo?

Es extremadamente fácil, los ingredientes son los siguientes:



  • ¼ taza de jugo de limón
  • 2 cucharaditas de jengibre
  • 1 manzana verde mediana
  • 2 kiwis
  • 1 taza de jugo de zanahoria


Mantenernos saludables es esencial, evitaremos complicaciones molestas e incluso peligrosas, además que nos hará sentir bien y así rendir correctamente en todas nuestras actividades. Hay todo un mundo más allá de los químicos, solo falta recordar que existe. Inicia con este batido.

Anorexia y bulimia: Graves trastornos alimenticios


Una buena nutrición es determinante para el funcionamiento del cuerpo y el correcto desarrollo de los diferentes procesos que realiza nuestro organismo. Esto es algo que desde muy pequeños nos enseñan y la mayoría de las personas tratamos de llevar una dieta balanceada en función a eso.

Pero existen otras personas que no pueden hacerlo, ya que sufren de trastornos alimenticios que de no ser tratados a tiempo pueden ocasionarles graves problemas nutricionales y comprometer seriamente su salud.

Estos trastornos son de origen mental y conllevan al cambio de los hábitos alimenticios con el objeto de perder peso. Las personas que los sufren están constantemente preocupadas por lo que comen y se sienten la mayoría del tiempo exageradamente preocupados por no ganar kilos. Como es de suponer, al cabo del tiempo desarrollan problemas nutricionales severos que pueden llegar incluso a causarles la muerte.

Lamentablemente, hoy en día no son pocos los casos, principalmente por los prototipos de belleza que de una u otra forma se han impuesto en la actualidad por la influencia del mundo de la moda, del espectáculo y el alto impacto de las redes sociales.

¿Qué es la anorexia?

La anorexia es un trastorno de la conducta alimenticia que se caracteriza por el miedo irracional a aumentar de peso y la percepción equivocada del mismo. Para controlarlo se deja de comer o se ingieren cantidades muy pequeñas de comida procurando que éstas tengan muy pocas calorías.

También es posible que las personas que sufren de anorexia se sometan a exigentes rutinas de ejercicio e incluso se provoquen el vómito para expulsar la poca comida que han consumido.

El principal síntoma de la anorexia y quizás el más notorio, es la pérdida considerable de peso como consecuencia de la supresión de las comidas.

¿Qué es la bulimia?

Se trata de un trastorno alimenticio caracterizado por la ingesta descontrolada de grandes cantidades de comida, seguidas de la provocación del vómito para compensar su consumo y aliviar el sentimiento de culpa por haberlo hecho.

Causas de la anorexia y la bulimia

Las principales causas de estos trastornos son problemas emocionales y de autoestima, la edad (adolescencia principalmente) y la marcada influencia del medio ambiente. También son factores que pueden ocasionar el desarrollo tanto de la anorexia como de la bulimia la práctica mal manejada de ciertas actividades que requieren un bajo peso como algunas disciplinas deportivas, el modelaje y el baile.

Consecuencias de los trastornos alimenticios


  • Aumento del riesgo de fallas cardiacas.
  • Sensación de debilidad y fatiga.
  • Cuadros severos de deshidratación.
  • En el caso de la bulimia es posible la ruptura del esófago debido a la frecuencia de los vómitos, presión arterial alta y diabetes tipo II.
  • En el caso de la anorexia es frecuente la pérdida de la densidad ósea.
  • Ulceras.

Estos trastornos no deben tomarse a la ligera, por el contrario, deben ser atendidos y tratados a la brevedad posible para evitar graves daños en el organismo y lograr modificar las conductas que los originan.









La obesidad es contagiosa



En un artículo publicado en The New England Journal of Medicine del 26 de Julio de 2007, investigadores del Departamento de Política para el Cuidado de la Salud de la Harvard Medical School y del Departamento de Sociología de la Harvard University, ambas en Boston, y del Departamento de Ciencia Política de la California University, en San Diego, se proponen analizar cuantitativamente el servicio a domicilio de farmacias del ahorro por internet y extensión de la expansión persona-a-persona de la obesidad, como un posible factor condicionante de la actual epidemia de obesidad.

Los autores han evaluado una red social densamente interconectada de 12.067 personas, examinadas repetidamente desde 1971 al 2003. El índice de la masa corporal fue disponible en todos los participantes.

Se utilizaron modelos estadísticos extraídos por www.estrelladigital.es para examinar si la ganancia de peso en una persona se asociaba con ganancia de peso en sus amigos o amigas, en sus hijos, en su esposa y en sus vecinos.
Los resultados han sido los siguientes:


  • "Racimos" (clusters) de personas obesas (índice de la masa corporal igual o superior a 30) fueron detectados en la amplia red social. Estos "racimos" no parecen atribuibles solamente a la formación selectiva de lazos entre las personas obesas.
  • La probabilidad de que una persona se convierta en obesa se incrementa en un 57% si ella o él tenían un amigo que desarrolló obesidad en un intervalo de tiempo dado.
  • Entre parejas de hermanos adultos, si un hermano se convierte en obeso, la probabilidad de que el otro hermano desarrolle obesidad se incrementa en un 40%.
  • Si un esposo o esposa se convierte en obeso la probabilidad de que su pareja se convierta en obesa se incrementa en un 37%.
  • Estos efectos no fueron observados entre los vecinos de una inmediata localización geográfica, por lo que buscaron contratar una poliza de seguros.
  • Las personas del mismo sexo ejercen una mayor influencia relativa entre ellas que entre las personas de sexo contrario.


Las conclusiones de los autores son las siguientes: la obesidad parece extenderse en redes sociales. Estos hallazgos tienen implicaciones desde el punto de vista clínico y de la política sanitaria.

La obesidad comienza en la infancia


En un artículo publicado online en el British Medical Journal, investigadores de las Universidades de Bristol, Southampton, Cork y University College de Londres, se plantean evaluar la asociación entre el tamaño del niño al nacer y la rapidez de su crecimiento durante los dos primeros años de vida, con la obesidad en la vida adulta, y determinar si esta relación es estable a lo largo del tiempo.

Los autores de farmaciasanpablo.mx, han utilizado el método de la revisión sistemática de la literatura médica, incluyendo en el análisis los estudios que han tratado de evaluar la relación entre el tamaño del niño y el crecimiento durante los dos primeros años de vida, con una obesidad a cualquier edad, una vez pasada la infancia.

Los resultados de esta revisión sistemática han sido los siguientes: Fueron 24 estudios los que cumplieron los criterios de inclusión en este análisis. De éstos, 18 estudios evaluaban la relación entre el tamaño del niño y la posterior obesidad, la mayoría demostrando que en los niños que fueron definidos como "obesos" o que se encontraban en el nivel más alto del índice de la masa corporal, el riesgo de desarrollar más tarde obesidad está incrementado hasta 9 veces más que en los no-obesos.

Crecimiento de los niños de 2 años


Diez estudios evaluaban la relación entre el crecimiento del niño durante los primeros 2 años de vida y la subsiguiente obesidad, y la mayoría demostraba que en los niños que crecían más rápidamente el riesgo de obesidad estaba incrementado hasta 5 veces más.

Estas dos empresas de seguros de salud, eran consistentes con la aparición de la obesidad a diferentes edades, y para los niños nacidos entre 1927 y 1994. Las conclusiones de los autores son que en los niños con los mayores índices de la masa corporal al nacer y en los que crecen más rápidamente durante la infancia, el riesgo de desarrollar ictus posteriormente una obesidad está aumentado.

En resumen, para los niños de gran tamaño al nacer y para los que crecen rápidamente durante los primeros 2 años puede decirse que la obesidad comienza en la infancia.

Estos factores deben ser tenidos en cuenta en todas las estrategias que tratan de prevenir la obesidad de niños y adultos.

Café Sueno Y Accidentes De Circulación



En un artículo publicado en el Annals of Internal Medicine del 6 de Junio de 2006, miembros del Centre Hospitalier Universitaire de Burdeos y de la Université Victor Segalen, se proponen comprobar los efectos de beber media taza de café (125 ml) con un contenido de 200 mg de cafeína, un placebo (café descafeinado conteniendo 15 mg de cafeína) o un sueño de 30 minutos (a la 1:00 de la madrugada) y dentro del coche, sobre la seguridad de la conducción nocturna. El estudio, aleatorizado, y a doble ciego ha sido realizado en un laboratorio del sueño y conduciendo en carretera.

Los participantes en el estudio han sido 12 hombres jóvenes (edad media 21,3 años). Las medidas realizadas en el estudio fueron: sensación de fatiga y sueño expresada por el participante en una escala analógica: el número de veces, recogidas en un video, en las que el conductor cruza de manera inapropiada las líneas pintadas en la carretera; registros gráficos del sueño (polisomnografía) recogidos durante los 30 minutos de sueño dentro del coche y del sueño posterior al experimento en el laboratorio.

Sistemas de conducción


Todos los participantes realizaron cuatro sesiones de conducción: 1 sesión de conducción durante 200 kilómetros entre las 6:00 y las 7:30 de la tarde (conducción de día como referencia) y 3 sesiones de 2;00 a 3:30 de la madrugada (en las que alternativamente habían bebido una taza de café, café descafeinado (placebo) o bien echado un sueño de 30 minutos, dentro del coche. Después de cumplida cada sesión los participantes volvían al laboratorio del sueño.

Durante el experimento un conductor profesional monitorizaba la velocidad de conducción y el número de veces que el participante cruzaba una línea de la carretera. El conductor profesional estaba en disposición de tomar el control del coche, si fuera necesario. Los participantes fueron equipados para conducir de noche con un dispositivo ambulatorio para registrar su actividad cerebral. Durante el sueño en el coche los participantes estaban casi completamente reclinados.

Los resultados fueron los siguientes: La conducción de noche fue similar a la conducción de día (de 0 a 1 cruce de las líneas) para el 75% de los participantes después de haber tomado café, para el 66% después de echarse un sueño, y sólo para el 13% de los participantes después de haber tomado el placebo.

La conclusión de los autores es que beber una taza de café o echarse un sueño de 30 minutos en el coche reduce significativamente los errores de la conducción por carretera durante la noche.

Fuerte Estrés Puede Depender De Una Variante Genética


En un estudio epidemiológico publicado en el número correspondiente al 18 de julio de 2003 de la revista Science, investigadores del Reino Unido, Estados Unidos y Nueva Zelanda, llegan a la conclusión de que las experiencias vitales muy estresantes hacen caer en depresión a algunas personas y no a otras debido a la presencia en sus respectivos genomas de dos versiones o alelos del mismo gen (el 5-HTT) que controla el transporte del neurotransmisor serotonina: una versión corta o alelo corto (s) y una versión larga o alelo largo (l).

Los individuos con 1 o 2 copias del alelo corto del citado gen presentan más síntomas depresivos, más diagnósticos de depresión y mayor índice de suicidios que aquellos individuos que contienen en su genoma dos copias del alelo largo del mismo gen.

El gen en cuestión, conocido con las siglas 5-HTT, contiene el código para producir la proteína que transporta el neurotransmisor serotonina a través de los espacios entre las células nerviosas conocidos como sinapsis, para reintroducirla en las propias neuronas en donde fue producida (mecanismo conocido como recaptación "reuptake").

Los fármacos antidepresivos, como el Prozac y el Paxil, actúan selectivamente sobre el sistema de la serotonina inhibiendo su transporte hacia la neurona y la consiguiente recaptación. En estudios experimentales previos realizados en animales se ha demostrado que en situaciones de estrés los animales que contienen en sus genomas los dos alelos largos del gen 5-HTT responden mejor que los animales con uno o dos alelos cortos del mismo gen, debido a que en éstos últimos el transporte de la serotonina se encuentra afectado.

Alelo corto con proteínas transportadora


El alelo corto produce la misma proteína transportadora, aunque en menor cantidad. La hipótesis de los autores del estudio ha sido que, así como las dos variantes del gen 5-HTT no se asocian directamente con la depresión, sin embargo, una de estas variantes podría moderar la respuesta serotoninérgica a las situaciones muy estresantes.

En el largo estudio, 847 neozelandeses caucásicos -no pertenecientes a la raza maorí- fueron seguidos desde el nacimiento hasta los 26 años de edad. El 17% de estos individuos tenía en sus genomas dos copias del alelo corto del gen 5-HTT, el 31% dos copias del alelo largo y el 51% una copia de cada alelo.

A lo largo del seguimiento los autores del trabajo evaluaron la exposición de cada individuo a circunstancias vitalmente muy estresantes tales como perder su empleo durante bastante tiempo, deudas, problemas en sus relaciones familiares, desahucio, traumatismos incapacitantes y agresiones físicas y/o sexuales. Un 15% de los individuos participantes en el estudio sufrió cuatro o más de estas situaciones estresantes entre los 21 y los 26 años.

Riesgo de desarrollar depresión


Dentro de este grupo, el 43% de aquellos individuos que poseían en su genoma 2 copias del alelo corto desarrollaron depresión. El 33% de aquellos individuos con 1 alelo corto y 1 alelo largo también desarrollaron depresión, mientras que tan solo el 17% de los que poseían 2 copias del alelo largo desarrollaron depresión, casi el mismo porcentaje con el que sería de esperar que desarrollaran depresión aquellos individuos que no sufrieron situaciones estresantes.

Los investigadores descartan que poseer una copia del alelo corto pueda predisponer a sufrir situaciones fuertemente estresantes. Lo que sí afirman es que los individuos con 1 alelo corto del gen 5-HTT en su genoma muestran reacciones cerebrales más intensas frente a los estímulos muy estresantes que aquellos individuos sin ese alelo corto."

Los que tienen el alelo corto se toman las cosas demasiado en serio mientras que los que poseen los alelos largos son más resistentes ante las situaciones estresantes" afirma Daniel Weinberger, del National Institute of Mental Health in Bethesda, Maryland, EE.UU.

Fuente: https://doctorsalud.com.mx/