Las verduras y la prevención del cáncer de próstata


Comer tres raciones de verdura al día se puede reducir el riesgo de cáncer de próstata en casi un 50 por ciento, según un estudio que se publicó este mes en la Revista del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos que evaluó el impacto de la dieta.

El reporte, que también fue reseñado por Bob Kronemyer para Medical Press Corps News Service, comparó los hábitos alimenticios de 628 hombres diagnosticados con cáncer de próstata, con los hábitos de 602 hombres sin ese mal. El nivel promedio de consumo diario de verduras para los dos grupos fue de una y media porciones."

Encontramos una reducción del 48 por ciento en el riesgo asociado con la ingesta diaria de tres o más porciones de verduras, en comparación con la ingesta de menos de una porción por día", dijo el autor del estudio Alan Kristal, un investigador del Centro Fred Hutchinson de Investigación del Cáncer en Seattle."

La fuerte relación entre el consumo total de verduras y la reducción de riesgo de cáncer de próstata fue algo inesperado", agregó Kristal, profesor de epidemiología de la Universidad de Washington.

Verduras para prevenir el cancer


Según el estudio, tipos individuales de verduras también afectan la reducción de riesgo. "Mientras que se encontró que las zanahorias, frijoles, verduras verdes y los tomates cocidos disminuían el riesgo, el efecto más fuerte fue el resultante del consumo de verduras crucíferas", aseguró el autor."

Los hombres que comían tres porciones o más de verduras crucíferas -repollo, brócoli, coliflor, col de Bruselas- al día, redujeron su riesgo en un 41 por ciento en comparación con aquéllos que no comían crucíferas", añadió.

Se encontró también que la fruta no reduce el riesgo de cáncer de próstata. Incluso algunos estudio concluyen que un alto consumo de frutas está asociado con un incremento en el riesgo.

Los investigadores tampoco detectaron beneficios especiales derivados del consumo de tomates cocidos.

Sin embargo, Kristal y sus colegas rechazaron recomendar el consumo de complementos nutricionales específicos que contengan grandes dosis de los componentes biológicamente activos en las verduras."

Kristal, que es también un chef calificado, recomienda incluir una verdura en cada comida y está a favor de reducir el consumo de grasas. "Existe evidencia muy consistente que relaciona la grasa en los alimentos, con el riesgo de cáncer de próstata".

Por su parte, Nadine Pazder, representante de la Asociación Dietética Americana en Chicago, dijo al respecto que las poblaciones cuya dieta tiene un alto consumo de frutas y verduras tienen menos riesgo de cáncer. Agregó que, comparados con los complementos, "los alimentos enteros proporcionan la mejor protección y han mostrado la mayor reducción de riesgo".